Páginas vistas en total

martes, 16 de agosto de 2011

Sin dolor no hay amor.


Gracias por cambiar mi mundo hasta tal punto que llegué olvidarme quien era. Que era lo que quería, que necesitaba. Gracias por hacerme olvidar todos mis males y provocarme uno peor. Gracias por ser mi sufrimiento de todos y cada uno de los días contigo. Gracias por todas las sonrisas falsas. Gracias por hacerme ilusiones, que después no se cumplieron, por romperme el corazón y por ser imposible de olvidar. Gracias por ser "perfecto", gracias por ser tú. Pero a pesar de todo, gracias por existir y haberme enseñado que sin el dolor no hay amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario