Páginas vistas en total

jueves, 12 de abril de 2012

Tener esa sensación cuando te habla de querer darle un beso, un brazo o decirle que le quieres más que a nadie y tener que quedarte con las ganas.
O verle todos los días en clase y mirarle una y otra vez, sabiendo que los dos nos queremos y no decirnos ni hola cara a cara.
Que otra persona aparezca en tu vida cuando ya lo tengas casi olvidado y de repente te habla y lo jode todo, recordando otra vez todo, diciendote que aún te quiere.. ¿y qué si me quiere? Sólo me dice eso, no me lo demuestra. Y pensareis que lo mejor es que pase de él pero cada
vez que me dicen eso mis amigas agacho la cabeza y digo para mi: 'No puedo, le amo.'

martes, 13 de marzo de 2012

Queda prohibido.

Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos...
Queda prohibido no sonreir a tus problemas, no luchar por lo que quieres.
Abandonarlo todo por miedo.
No convertir en realidad tus sueños...
Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen menos que las tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha...
Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da, tambien te lo quita...
Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar que podemos ser mejores, no sentir que sin ti, este mundo no sería igual...

domingo, 11 de marzo de 2012

Uno de los mejores textos que he leído.

"Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos. Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella.
Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderéis siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y os impedirán,siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejareis de intentarlo. Os rendiréis y buscaréis a esa otra persona que acabaréis encontrando.
Pero os aseguro que no pasaréis una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más. 
Todos sabéis de qué estoy hablando, porque mientras estabais leyendo esto, os ha venido su nombre a la cabeza.

Os librareis de él o de ella, dejareis de sufrir, conseguiréis encontrar la paz (le sustituiréis por la calma), pero os aseguro que no pasará un día en que deseéis que estuviera aquí para perturbaros. Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas,que haciendo el amor con alguien a quien aprecias."
 

sábado, 21 de enero de 2012

Ven.

Aquí y ahora. Quítame la ropa. Desgástame la piel a besos. Quiero temblar con cada roce de tus dedos. Házmelo, hasta que se agote el último gemido de mi corazón. Que si tengo que morirme, sea entre tus brazos. Y si se acaba el mundo hoy, que nos pille merendándonos, y lo último que oiga sean tus orgasmos erizándome la piel, tiritándome las ganas.